Cáncer y estilos de vida

Los mayores incrementos en las tasas de mortalidad y de años de vida potencial perdidos se producen para las enfermedades del corazón y tumores malignos. Y éstos últimos desplazan al segundo lugar a las enfermedades del corazón, cuando se cuantifican los años dejados de vivir por los cubanos por la causa del fallecimiento.

 Los principales culpables

Inadecuados estilos de vida pueden ser los responsables de aproximadamente el 50 por ciento de los casos de cáncer. Y así pudo comprobarse como en el Reino Unido más de 130 mil casos de pacientes diagnosticados con cáncer fueron provocados por erróneas conductas vinculadas con la mala alimentación, el tabaquismo y el consumo inmoderado de alcohol.

El primer lugar fue ocupado por el tabaquismo provocando el cáncer en el 23 por ciento de los hombres y el 15,6 por ciento de las mujeres según una investigación del Cancer Research UK y publicado en el British Journal of Cancer.

El segundo lugar fue representado por la falta de consumo de vegetales y frutas frescas en los hombres y por el exceso de peso corporal en las mujeres.

Las evidencias convencen

Numerosas personas consideran que padecer de cáncer es cuestión de mala suerte, designios del destino o cuestiones de los genes.

La realidad científica dice otra cosa pues cerca del 40 por ciento de todos los tipos de cáncer son provocados por cosas que todos tenemos la posibilidad de cambiar.

Para el sexo masculino los mejores consejos son dejar de fumar, consumir más frutas y vegetales y eliminar el consumo inmoderado de alcohol.

En lo que respecta a las mujeres las mejores recomendaciones serían abandonar el hábito de fumar y eliminar el excesivo peso corporal.

En tiempos pasados

En épocas pasadas no se consideraba tan importante para la prevención del cáncer la ingestión de frutas y vegetales y el control del peso corporal

Sin embargo, de los casos con cáncer investigados en este trabajo, la tercera parte de los mismos estuvieron relacionados con la alimentación, el sobrepeso, el tabaquismo y el alcohol.

Una décima parte de las pacientes con cáncer de mama estuvo vinculada con el exceso en el peso corporal, y en otros factores como el tabaquismo son sobradamente conocidos sus vínculos con el cáncer del pulmón.

El 50 por ciento del riesgo para el cáncer de garganta y esófago provino de la poca ingestión de frutas y vegetales.

Y en el cáncer de estómago, un quinta parte del riesgo se debe al consumo excesivo de sal en la dieta.

Específicamente el cáncer de la boca y la garganta, fueron provocados casi en su totalidad con el tipo de vida de los afectados.

Hechos elocuentes

Los resultados de esta investigación se suman a las abrumadoras evidencias de que el riesgo de padecer de cáncer no es cuestión del azar, sino que guarda una estrecha relación con la forma de vivir la vida.

Mantener un estilo de vida saludable incrementa significativamente las probabilidades de evadir el cáncer. Y para reducir el riesgo de padecer esta poco deseada enfermedad cada uno de nosotros debe hacer todo lo que esté a nuestro alcance.

Porque cuidar nuestra salud y prolongar los años de existencia útil es la forma más inteligente y agradable de vivir la vida.

Por Dr. Alberto Quirantes Hernández  Fuente: Cubahora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s