¿POR QUÉ LA CIGÜEÑA NO PASA POR CUBA?

Caricatura de Alfredo Martirena

Caricatura de Alfredo Martirena

¿Será que se ha extraviado?, me pregunto, pues la mítica cigüeña recibe, cada día, menos pedidos cubanos. En nuestro país ha decrecido la tasa de natalidad a tal punto que diversos estudios estiman que no llegaremos a alcanzar la cifra de los 12 millones de habitantes. Por ejemplo,la Oficina Nacionalde Estadística proyecta para 2030 un decrecimiento poblacional de más de 195 mil cubanos.

Esta tendencia constituye una característica común de los países desarrollados.  No resulta ilógico encontrar a Níger encabezando la lista de los estados con mayores índices de natalidad a inicios de 2011. Las estadísticas de la CIA World Factbook reportan a Mónaco y Japón como los territorios con  los más bajos niveles de nacimientos. Cuba ocupa el escaño número 29, seguida por muchas de las naciones más desarrolladas del mundo.

Sin duda, el número de hijos que una mujer decida tener depende de la conjugación de disímiles factores económicos, culturales, religiosos y sociales; aunque resulta innegable señalar que  también  depende, en buena medida, del protagonismo que ella disfrute en la sociedad.

En  2011 nacieron en Cuba 103 mil 952 niños menos que en 1970. Sin embargo, la tasa de fecundidad general de las mujeres en edad reproductiva constituye la más alta del último sexenio, según el informe del Anuario Nacional de Salud.

De este fenómeno no escapa Villa Clara. Aunque las cifras de nacimientos del pasado año no la ubican dentro de las provincias más críticas, sí constituye la más envejecida de la nación. Incluso, Placetas sobresale como el segundo municipio a nivel nacional con mayores índices de ancianidad.

En nuestra sociedad nacen cada vez menos niños y las personas viven 77-97 años como promedio, situación que podría poner en peligro el reemplazo generacional. En pocos años, este problema alcanzará dimensiones peligrosas porque según datos dela Organizaciónde  Naciones Unidas, para 2050 Cuba se encontrará entre los 11 países más envejecidos del mundo y los mayores de 60 años representarán el  38 % de su población.

Entonces, habrá disminuido el número de personas en edad laboral, y estos tendrán que asegurar con su trabajo la seguridad social de esa gran cantidad de población envejecida.

Ante esta problemática resulta importante acercarse a las mujeres de hoy, a su entorno, y analizar el porqué de sus deseos de tener menos hijos que las mamás de ayer.

UN POQUITO DE HISTORIA

A inicios del siglo xxi, Cuba comienza a presentar una dinámica demográfica propia de los países en vía de desarrollo, aun cuando esta isla del Caribe no cuenta con el potencial económico inherente a los pueblos del Primer Mundo.

La obra dela Revolución, sin duda, ha contribuido directamente con el desarrollo de parámetros consecuentes con una política social seria y establecida.

En 1950 Cuba contaba con algo más de 5 millones de habitantes, cifra que en la década de los 60 se elevó a siete.

Georgina Castro Acevedo, licenciada en Geografía y también profesora de Demografía, explica que las investigaciones del Centro de Estudios Demográficos evidencian que las transiciones poblacionales han ocurrido de forma acelerada, por lo que no se pueden precisar con claridad las etapas.

Sin embargo, la licenciada Castro Acevedo asegura que el triunfo dela Revoluciónmarca un hito importante.

«En primer lugar, se eleva el nivel cultural de la mujer y estas se incorporan al trabajo de los CDR,la FMCy al resto de las organizaciones de masas, por lo que comienzan a convertirse en protagonistas sociales.

«Por otro lado, se inician las campañas para promover el uso de métodos anticonceptivos, los cuales no se utilizaban con mucha asiduidad en aquellos momentos.

«No obstante, a principios de los años 70 se produjo una explosión demográfica, puesto que ya las mujeres contaban con un grupo de mejoras sensibles en la educación, la salud, que les otorgan estabilidad a las familias y estimulan los deseos de aumentar en número.

«Las cifras comienzan a decrecer en esa misma década, tendencia que empeora después del período especial por todas las necesidades económicas que trajo consigo, las cuales no han encontrado total resolución en este siglo», concluye la profesora.

Entonces, ¿define la situación económica el número de hijos que una pareja desea tener?

ALGUNAS EXPLICACIONES

 

Para dilucidar la problemática de la natalidad en Cuba no se puede acudir a explicaciones simplistas, porque hablamos de un asunto multicausal.

En primer lugar, con los tiempos han variado ciertos conceptos morales que décadas atrás se valoraban como sagrados.

El número de matrimonios ha disminuido a la par que se han incrementado las uniones consensuales. Además, segúnla EncuestaNacionalde Fecundidad realizada en 2009, se aprecia un aumento en el número de madres que se declaran solteras. El divorcio no se considera un proceso bochornoso para la mujer, sino una elección cuando las cosas van mal. Como consecuencia, muchas parejas se separan antes de cumplir el primer aniversario de boda.

El uso de anticonceptivos y la posibilidad de optar por la regulación menstrual y el aborto, como una forma (poco adecuada) de planificación familiar, hacen que el tener un hijo, más que un azar de la naturaleza, constituya una decisión bien fundamentada.

En este nuevo escenario habría que preguntarse el papel que desempeñan los factores económicos en la determinación de asumir o no la maternidad.

Evidentemente, desde los primeros meses la concepción se convierte en un proceso bastante caro que incluye la compra de la canastilla, la cuna, el coche… Luego, viene otra parte difícil con la alimentación del bebé, que resulta bien costosa aun cuando no se recurran a las muy populares fórmulas alimenticias que se venden por divisa en las tiendas.

Es verdad que antes las mujeres tenían más hijos sin tantos recursos, pero muchas de estas solamente se dedicaban a la atención de la casa y el esposo, y veían la maternidad como su fin supremo.

Por tanto, el factor cultural resulta determinante, porque no se trata de tener solo un hijo cuando haya el dinero para adquirir los costosos culeros desechables, sino de traer al mundo una criatura con las condiciones mínimas. Ahí inciden los problemas de vivienda, las escasas plazas en los círculos infantiles y el alto costo de los artículos para niños en el mercado.

Como tendencia, las mujeres que desean tener un solo hijo han desplazado la edad del primer alumbramiento hasta los 29 años. Sin embargo, las que optan por la parejita tienen, por lo general, el primogénito a los 24 y el segundo a los 28.

No se puede decir que se han eliminado los embarazos en la adolescencia, aunquela OrganizaciónMundialdela Saludubica a Cuba, en su Anuario del 2012, como el quinto país con menores índices en ese aspecto.

Ahora, quienes desean un segundo hijo, plantean las problemáticas personales y familiares, las cuestiones socioeconómicas y la realización personal, en ese orden, como impedimentos para no tenerlo, según precisala EncuestaNacionalde Fecundidad.

Hablemos entonces de la realización personal. En Cuba seis de cada diez personas entre 15 y 54 años han culminado un nivel de enseñanza medio superior, proporción que se acentúa para el caso de las mujeres.

La propia encuesta precisa que el promedio de hijos desciende casi de manera lineal con el nivel de instrucción alcanzado por ellas. Al mismo tiempo, en las que poseen instrucción, el primer hijo llega a una edad más tardía, decisión en la que incide el estar económicamente activa o vivir en la ciudad, puesto que el estudio revela que las del campo suelen tener más hijos.

Sin duda, el conocimiento cambia la perspectiva de vida a la gente. En una sociedad tan instruida como la nuestra, la mayoría de las personas se toma el tiempo necesario para planificar su futuro, y así esperar a que diversos factores confluyan de manera positiva antes de tener un bebé.

¿QUÉ HACER?

 

En todos los países se toman medidas para controlar o impulsar la natalidad. Por ejemplo, en China, han legislado concebir solo un hijo por pareja para frenar la explosión demográfica. Francia frenó su decrecimiento con una política que incluye más de 30 medidas para animar los índices de nacimiento, entre las cuales se encuentran el acceso a guarderías, la gratuidad de libros escolares, ayudas a la vivienda y hasta el pago de mudanzas, en caso de que haya aumentado la familia. Además, sufragan elevadas pensiones a las parejas que opten por un segundo bebé.

En el caso de Cuba, también se han comenzado a dar los primeros pasos para aminorar el envejecimiento poblacional. Nuestro país no cuenta con una economía primermundista como sustento sólido para sus decisiones, por lo que ha debido recurrir a otras alternativas, entre ellas, la reciente Ley de Seguridad Social, que amplía los rangos superiores de las edades laborales. Esta le permitirá al país contar en 2015 con 615 mil personas más en edad laboral.

Sin embargo, la nación enfrenta como reto el crear una infraestructura adecuada para el número de personas mayores de 60 años en un futuro no muy lejano. Incluso, el lineamiento 144 para la actualización del modelo económico cubano precisa la necesidad de estudiar las posibles estrategias para asumir el paulatino envejecimiento.

Pero, naturalmente, se debe buscar una manera a largo plazo para estimular la natalidad y potenciar la tenencia de hijos en mujeres jóvenes. Para ello habría que equiparar el desarrollo social con el económico, de forma tal que la economía respalde la política social que por mucho tiempo ha gozado el país.

Mientras tanto, le tocará esperar… a la cigüeña.

(Por Leslie Díaz Monserrat)

Anuncios

Un pensamiento en “¿POR QUÉ LA CIGÜEÑA NO PASA POR CUBA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s