SI ME SALEN ALAS

¿Qué hago si de repente me salen alas y busco y rebusco en el diccionario de las palabras profanas? ¿Por qué me ha dado por ponerme el rojo en los labios y desempolvar aquellos zapatos de tacón?

No tengo respuestas, solo ganas de conquistar el cielo y de lanzarme sin paracaídas… de mirar la vida con los espejuelos de la abuela y aprender aquellas recetas de cocina que esconde en la segunda gaveta del escaparate. Ya me probé el vestido negro que guardaba… no le vinieron mal algunas libras de más…

Es que ahora tengo tantos de deseos de reír ante las pequeñas cosas y mirar en colores los paisajes grises.

Ya le puse azúcar al café de las mañanas y coloqué la tapa en el baúl de los recuerdos…

Ya lloré, mentí, volví a empezar, empaqué y desempaqué, puse rosadas las paredes de mi cuarto…

Ahora que le nacieron mariposas a mis deseos, ahora que anclé la nave de la felicidad, ahora solo me queda ser feliz, arriesgarme, luchar, escalar montañas, inventarme sueños, dibujar poesías, ahora solo me queda VIVIR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s