COSAS DE MUJERES

Foto: Carolina Vilches

Foto: Carolina Vilches

La vida de la mujer cubana tiene sus encantos. Podemos decir que las nuestras son todoterrenos, seres extraordinarios que aprendieron a sobrevivir a las condiciones más extremas.

Si no que lo diga mi abuela, esa señora que aprendió clases de magia culinaria en los tiempos más duros del período especial. En aquello años triunfó con su platillo de mortadela líquida, un engendro malévolo capaz de acabar con el estómago más resistente. Pero abu tenía algunos truquitos y a la hora de la comida la sustancia sabía a gloria.

Tuve el privilegio de crecer en una familia coronada por mujeres excepcionales, guerreras, luchadoras, sensibles, prácticas, independientes, afectuosas, inteligentes.

Con ellas aprendí a lidiar con los surrealismos de nuestra cotidianidad. Esa en la que mamá saca las cuentas del mes en la contraportada de un libro de Gramática Española.

Las mujeres en Cuba tienen días bien interesantes. Por las mañanas preparan el desayuno, bañan a la abuela, recogen la casa. En el trabajo hacen galas de su conocimiento y hablan de todo un poco.

Al final del día les espera el transporte infernal, la cola del pollo por pescado, las tareas del niño… en fin, las mujeres somos las heroínas de los tiempos postmodernistas.

Tenemos un sexto sentido excepcional. Adivinamos los pensamientos, sabemos ponernos en el lugar del otro y  contamos con una barita mágica para resolver los problemas.

Para qué hablar de nuestros encantos y atractivos. Todas somos bellas, de una manera u otra. Agradezco a Dios por darme el privilegio de ser mujer.

Adoro mirarme al espejo y descubrir las siluetas de mi feminidad, con el anhelo de que, algún día, un trocito de vida se pose en mi vientre.

Mis felicitaciones para todas las mujeres. Mi admiración para aquellas que crían solas a sus hijos, para las que trabajan por partida doble, para las que aman y son amadas, para las que buscan un amor. Mis respeto para las imprescindibles amas de casas, profesionales, esposas, madres, hijas. Con todas comparto el orgullo de ser mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s